Quiero casarme, pero no todavía…

Es en serio, es más… tengo un tablero secreto de boda en pinterest… Ok, lo escribí y nadie murió😀

A los 23 años pensé casarme, recuerdo que incluso fui al registro a buscar los requisitos y que lo único que nos faltaba era el juego de cuarto y de sala… Ok, eso es más que pensar, pero no es el punto. Gracias a la vida, con mucho dolor me di cuenta a tiempo de que él no era el adecuado, y que yo estaba muy joven para tal compromiso. Pero a medida se acercan mis 30, la presión social por casarme y tener hijxs cada vez es más pesada y se esconde tras frases como “se te hace tarde para tener hijxs”, “no puedes esperar tanto, las mujeres tenemos el tiempo limitado”, “ya estáis vieja, te pensáis quedar a vestir santos?!” o me favorita “tienes que realizarte como mujer”😮 Pero es que ahora, a los 27, casi 28, por muy feliz que esté en mi relación lo último que deseo es casarme o irme a vivir con él, ya que la cosa no es así como así.

Seguir leyendo Quiero casarme, pero no todavía…

Al Carajo el Pinktober

Recuerdo todavía con relativa claridad ese día, iba saliendo de la uni cuando unas chicas de cierta fundación que apoya a pacientes con cáncer de mama acá en Maracaibo colocaron un lazo rosado sobre mi mama izquierda, “porque está más cerca de tu corazón”, tenía unos 18 años entonces… Los primeros momentos del Pinktober en mi vida.

Este movimiento cuyo nombre viene de la abreviación en inglés de pink (rosado) y october (octubre, mes de la lucha contra el cáncer de mama) nace con la idea de concienciar a miles de mujeres sobre el riesgo real que es el cáncer mama, acá en Latinoamérica también se le conoce como Octubre Rosa, pero a más pasan los años más distorsionada está la cosa y esta caricatura de Azúcar y Sal me lo recordó. Seguir leyendo Al Carajo el Pinktober

Pan de Plátano Amarillo

image

Dicen que la curiosidad mató al gato, pero al menos este murió sabiendo y en esta ocasión con la barriga llena. Ya en mi publicación anterior les mostraba un pan hecho con plátano (macho) verde, en esta ocasión también es plátano macho, pero amarillo o maduro.

Seguir leyendo Pan de Plátano Amarillo

Pan de Plátano Verde

image

Para celebrar los 5 años del blog, nada mejor que algo de comer, por eso les presento esta cosa tan linda, con uno de los alimentos más nobles que nos regaló la Madre África, el plátano. Y cuando hablo de plátano no me refiero a la banana (cambur o guineo en Venezuela), sino al llamado plátano macho.

Rico en hidratos de carbonos complejos, fibra, potasio y magnesio, el platano verde es popular por su consumo en forma de tajadas o chips freídas en aceite (muy sabrosas con sal y ajo) pero también puede consumirse hervido, en puré, en sopa tipo crema o así, en pan, una forma novedosa que se ha hecho popular debido a la situación de Venezuela, la cual no es secreto para (casi) nadie. Y mientras hay quienes se quejan y no ven salida, otros decidimos ponernos creativos con nuestros recursos alimenticios y económicos. Fue gracias a esas personas creativas que me  topé con esta receta.

Para hacer tu Pan de Plátano necesitarás:

• 2 plátanos verdes
• 2-3 huevos
• 1-2 cucharaditas de bicarbonato o polvo de hornear
• Sal a gusto
• 1 cucharada de Mantequilla derretida (opcional, se puede sustituir con aceite)
• 2 cucharadas de queso madurado rallado (opcional)
• Molde (yo use uno para pan de sándwich, pero usa el que tengas) el cual deberás engrasar y enharinar a tu gusto
• Licuadora, rallador o procesador de alimentos

image
Uno de los plátanos se puso pintón (comenzó a madurarse) en la noche, si bien así queda bien, yo prefiero el sabor que queda con el plátano bien verde. La bolsa plateada del fondo es harina de arroz.

Preparación:

Pela los plátanos y cortalos en trozos pequeños que quepan en tu licuadora o procesador. Sino, rallalos por la parte delgada.
image

A estos les vas a agregar el resto de los ingredientes y vas a procesar hasta que te quede una mezcla  homogénea. Si tienes problemas para que el plátano se procese, apaga tu aparato y mueve un poco las piezas hacia abajo, puedes ayudar mezclando un poco SIEMPRE CON LA LICUADORA O PROCESADOR APAGADO o puedes hacerlo por tandas para no forzar tu equipo.

Esta mezcla deberás pasarla al molde ya preparado y llevarla al horno por unos 40-60 minutos a fuego medio alto o hasta que al introducir un palito este salga limpio.

Al estar listo, desmolda y deja que enfríe completamente antes de cortar y listo, tienes tu pan de plátano, sin gluten, sin harinas refinadas y súper sabroso y nutritivo.

Con queso fresco y mantequilla es delicioso😛

image

image

Si te atreves a hacerlo con plátano maduro o amarillo o esta versión ¡dime que tal te fue! Te aseguro será genial🙂

¡Besos de coco!

Este blog es una muestra de mi persona del 2011 a la fecha, econtraran desde maquillaje, pasando por fotografía amateur, hasta análisis feministas y entradas catárticas…disfruten lo bueno ( y lo malo también) Bienvenidxs :)

A %d blogueros les gusta esto: